Las exportaciones de Pitahaya y carne de cerdo han logrado hitos durante el inicio de 2023

En el caso de la pitahaya, al mismo tiempo que se llegó por primera vez a China, también se cerró una complicada negociación para llegar vía marítima a Rusia. La carne de cerdo abrió el mercado de Costa de Marfil.

En pocos días, la pitahaya ecuatoriana ha logrado importantes hitos. Así, el inicio de 2023 llegó con  la primera exportación a China de 7.745 kilogramos de esta fruta. Ese primer cargamento, ya se comenzó a vender en uno de los principales mercados mayorista de Beijing.

A la par de llegada al mercado chino, y luego de una complicada negociación, también se logró concretar la exportación de un contendor de 15.820 kilos de pitahaya roja hacia Rusia, a pesar de que se país continúa en guerra con Ucrania. Esto se logró mediante la asociación de dos empresas ecuatorianas: Pitarem y FruExSur”.

La pitahaya, que ya llega a 58 destinos, apunta a seguir ampliando sus mercados. Según información de la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad) se está trabajando con  pares de otros países para la apertura de mercado para la pitahaya en países como Argentina, Chile, Corea del Sur y Japón, entre otros. “Se está trabajando de acuerdo al listado de priorización que se tiene por producto en cada país”, se explicó.

Carne de Cerdo en Costa de Marfil
La industria porcina sumó un hito más para las exportaciones de Ecuador. Un contenedor con 22,5 toneladas de proteína animal salió con destino a Costa de Marfil. Así, Ecuador avanza con paso firme en su camino de convertirse en un potencial exportador de esta proteína.

Este logro es parte de otro objetivo alcanzado: la planta de procesamiento de porcinos– ubicada en la parroquia de Valle Hermoso en Santo Domingo de los Tsáchilas- es la primera del país en obtener la certificación de centro de faenamiento que cumple parámetros para la exportación de proteína animal.

La certificación midió principalmente 3 parámetros. El primero consistió en los índices de inocuidad y calidad. El segundo fue la verificación de que se han analizado todos los peligros para reducir riesgos de contaminación. Finalmente, fueron las condiciones de las instalaciones comprobando que cumplen con los parámetros de control e higiene para la elaboración de los alimentos.

“El desafío para obtener la certificación entregada por Agrocalidad arrancó hace un año con un trabajo conjunto que incluyó una inspección y una auditoría por parte de la institución”, explica Manuel Salgado, Gerente del Negocio de Cerdos, y contempló también la verificación de que la planta esté lista en términos de infraestructura, tecnología, inocuidad y bioseguridad, para exportar a los países con requerimientos generales de exportación.

Con el proceso en marcha, la compañía inició en 2022 conversaciones con potenciales compradores de carne de cerdo en distintos lugares del mundo, hasta concretar la primera exportación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *